Camí de la Colònia - Cima Les Planes

DESCRIPCIÓN:

Es la ruta más larga y difícil de todas las descritas, por su distancia y desnivel, además de lo escarpado de la senda en varios tramos. Sólo recomendable para personas habituadas a caminar por sendas de montaña y capaces de asumir este reto.

ADVERTENCIA Se ruega observar estrictamente las recomendaciones para la prevención riesgos en la montaña.

  • INICIO: Ermita del Pare Pere.
  • LONGITUD: 14km, ruta circular.
  • DESNIVEL: 641m.
  • DURACIÓN: 6h30’.
  • DIFICULTAD: Alta

  

Compartimos el mismo trazado ascendente de la Ruta a la Creueta Al llegar a la planicie del Montgó, en lugar de desviarnos a izquierda hacia la Creueta de Dénia, proseguimos recto por la senda. Caminaremos  500m desde el desvío de la Ruta a la Creueta hasta que la la senda pasa entre un pino solitario y un abrigo natural de la roca. Este punto podría servirnos de refugio en caso de condiciones meteorológicas adversas.

Ascendiendo suavemente 200m más encontramos la cima con un vértice geodésico (753m).

Alrededor, si nos fijamos, encontraremos algunas de las pocas sabinas negrales que quedan en esta montaña, en un paisaje de sobriedad extrema.

Podemos disfrutar de un merecido descanso rodeados de impactantes imágenes de mar, cielo, valles y montañas cercanas.

La bajada en dirección al este presenta un escarpado inicial con bastante pendiente entre grandes rocas, lo que nos obligará a progresar ayudándonos de las manos, para mayor seguridad. Seguimos descendiendo en constante zigzag por la senda. Este tramo de bajada está balizado como PR CV.355. Poco antes de finalizar este zigzag tomamos la bifurcación a izquierda en dirección a la Cova del Gamell, y de ahí enlazamos con el Camí de la Colònia hasta que llegamos de nuevo al punto de partida.

ATRACTIVOS:

Visión de conjunto del macizo del Montgó, constatando la pequeñez humana en la inmensidad de la montaña. El esfuerzo físico  requerido para ello, nos enfrenta a nuestra capacidad de reto personal, siendo compensado con las imágenes únicas se que graban nuestra retina, paisajes y detalles del Montgó, valles y montañas cercanas, pueblos, playas, cielo y mar. Todo un espectáculo de altura que sobrecoge, a la vez que contemplamos en la distancia lo que llamamos el mundo civilizado.